INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

En Yamaha, el proceso de hacer magníficas guitarras comienza mucho antes de que la materia prima llegue a nuestra fábrica. La selección y la adquisición de maderas y otros materiales son pasos críticos en el proceso, pero Yamaha va aún más lejos. Solo los recursos e instalaciones que Yamaha destina a investigación y desarrollo en su fase más básica son ya más cuantiosos que los que muchos fabricantes de guitarras aplican a su producción real. Y ese nivel de implicación se remonta a décadas atrás, proporcionando a la compañía un acopio de experiencia y "know-how" que hace posible incorporar innovaciones y mejoras que para los guitarristas significan una diferencia real. La artesanía tradicional sigue siendo el pilar fundamental de la fabricación de nuestras guitarras, pero la investigación innovadora y la optimización de los materiales elevan el trabajo artesano a otro nivel.

HAY MADERA Y HAY MADERA Yamaha

Asegurarse de que las maderas utilizadas para construir una gran guitarra proporcionan las prestaciones óptimas requiere un control muy especial y unas técnicas de fabricación que rayan en la mística, pero como fabricante de guitarras a nivel global, es esencial para Yamaha entender por qué los materiales responden y actúan como lo hacen, para así poder ofrecer alta calidad de manera constante en todos los instrumentos. El extenso e intenso programa de I+D sobre los materiales que lleva a cabo Yamaha no solo proporciona la información necesaria para obtener el máximo rendimiento de las maderas disponibles, sino que también hace posible modificar y controlar sus características de forma que dichas maderas resulten aún más idóneas para ser utilizadas en instrumentos musicales. Y todo ello con un único fin: construir mejores guitarras.

TECNOLOGÍA DE SECADO

Los conocimientos de Yamaha sobre el secado de las maderas proviene de decenas de años de experiencia en la preparación de maderas para pianos, baterías, instrumentos de cuerda con arco, instrumentos de viento madera, marimbas, etc. Después de más de 50 años de liderazgo en este campo, Yamaha continúa investigando y documentando métodos de secado, y aplicando mejoras en cuanto están disponibles con el fin de asegurar una mejor y más constante estabilidad en cada instrumento producido.

SECADO Y CURACIÓN

En terminología Yamaha, secado y curación son procesos relacionados pero diferentes, y tienen objetivos distintos. El secado se emplea inicialmente para reducir el contenido de humedad de la madera hasta un nivel predeterminado, y después el curado estabiliza la madera para que mantenga sus características dimensionales y de sonoridad a través de condiciones ambientales cambiantes. En Yamaha secamos y curamos todas nuestras propias maderas para asegurar el mejor comienzo posible en todos los instrumentos que construimos.

ACABADOS Y ADHESIVOS

La mayoría de los acabados que utilizamos en las guitarras Yamaha están formulados y elaborados por nosotros mismos. Los productos que hay en el mercado listos para aplicar no nos valen porque, además de embellecer y proporcionar una protección duradera bajo muy diversas condiciones, los acabados de las guitarras tienen que complementar el sonido del instrumento. El centro de investigación de Yamaha desarrolla el acabado y también sus métodos de aplicación, de modo que todas y cada una de las guitarras tengan una estética y un sonido como cabe esperar de un instrumento Yamaha.

LA EXPERIENCIA HACE QUE LOS DATOS TENGAN UN SIGNIFICADO

Dado que las pruebas iniciales sobre componentes individuales tales como maderas, acabados o adhesivos solo revelan las características de los propios materiales en sí mismos, se requiere una gran experiencia para poder predecir cómo afectarán dichos componentes al rendimiento global de un instrumento. La dilatada historia de Yamaha es el "ingrediente secreto" decisivo que arroja luz sobre los resultados, permitiendo a ingenieros y artesanos aplicarlos de forma efectiva.

TECNOLOGÍA A.R.E. (ACOUSTIC RESONANCE ENHANCEMENT) PARA MODIFICAR LA MADERA

Es muy sencillo: la madera vieja suena mejor que la madera nueva, especialmente en los instrumentos acústicos. A través de años de investigación, el equipo de I+D de Yamaha no solo averiguó por qué las maderas envejecidas suenan como lo hacen, sino que también desarrolló un proceso para replicar ese envejecimiento a nivel celular en la madera utilizada para construir instrumentos nuevos. Utilizando una combinación patentada de calor, humedad y presión aplicada durante un tiempo determinado con precisión, en Yamaha somos capaces de fabricar guitarras nuevas en la que la madera tiene las mismas propiedades, y el mismo sonido, que los instrumentos "vintage" que han envejecido de forma natural.

TECNOLOGÍA A.R.E. (ACOUSTIC RESONANCE ENHANCEMENT) PARA MODIFICAR LA MADERA

I.R.A. (INITIAL RESPONSE ACCELERATION)

Cualquier guitarra mejora cuanto más se toca debido a un proceso por el cual el instrumento madura y se "abre" a medida que se liberan las tensiones entre la madera y el acabado, el mástil y el diapasón, y el cuerpo y los herrajes accesorios, y el resultado es que gana en sonido y en facilidad para tocarlo.

La tecnología IRA, exclusiva de Yamaha, libera todas esas tensiones aplicando vibraciones específicas a los instrumentos una vez terminados como parte del proceso de fabricación, poniendo en manos de los músicos instrumentos ya "tocados" desde el primer día.

I.R.A. (INITIAL RESPONSE ACCELERATION)

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

ARTESANIA

CONTROL DE CALIDAD

ANÁLISIS DE LA ACÚSTICA

ANATOMÍA DE LAS GUITARRAS ACÚSTICAS

ANATOMÍA DE LAS GUITARRAS ELÉCTRICAS