Víctor Elías

Víctor Elías lleva tiempo colaborando con Yamaha Synths. Hoy le damos la bienvenida a la familia de Artistas Yamaha.

Víctor Elias artista Yamaha

Resúmenos en pocas líneas tus comienzos musicales...

La música me viene desde muy pequeño, mi padre era arpista y siempre he tenido influencias en casa. Aunque empecé tocando la batería de pequeño porque un batería suyo me regaló una a mis 6 años, poco a poco me fue tirando el piano hasta terminar estudiando grado medio en la Escuela de Música Creativa de música moderna. Mis ganas por estar metido en este mundo “sí o sí” me llevaron también a estudiar Audio Engineer en SAE Institute.

Al terminar de estudiar, comencé a dedicarme de manera totalmente profesional a la música y la verdad es que desde entonces no me puedo quejar, afortunadamente. He trabajado en musicales como "La Llamada" (Durante 4 años), The Hole 2, "Un Chico de Revista" (Teatro La Latina) o llevando la dirección musical de "Cuando Menos Te Lo Esperes" (Teatro Rialto) dirigido y protagonizado por Edu Soto.

Además, he tenido la oportunidad de tocar con artistas como Angy Fernández, Manolo García, Gemeliers, Nora Norman.

Reconozco que ser también técnico de sonido hace que me tire mucho el estudio... He tenido la suerte de grabar pianos en la B.S.O de "Alakran Enamorado" dirigida por Santiago Zannouk, con actores como Javier Bardem, Álex González o Miguel Ángel Silvestre, y "Ni Pies Ni Cabeza" dirigida por Antonio del Real con actores como Antonio Resines, Jorge Sanz o Heidy Michel. Introducirme en este terreno me permitió que a fecha de hoy me encuentre trabajando para diversos proyectos como arreglista y músico de sesión en distintos discos.

¿En qué estás metido actualmente?

La verdad es que me encuentro en un año de mucho jaleo, pero más contento que nunca. En el 2017 finalizamos la grabación de los discos de Sofía Ellar (en la cual llevo la dirección musical) y Nora Norman, con las que me encuentro girando a fecha de hoy, compaginando con el arranque de gira de Dani Fernández. En Enero finalicé los arreglos del disco del 30 aniversario de Modestia Aparte en los que han colaborado artistas como Rozalén, José Mercé, Lagarto Amarillo, David DeMaría, Chenoa, Taburete, y la verdad es que ha sido un gustazo poder arreglar y grabar para gente de este nivel. Ha sido un trabajo muy divertido darle la vuelta a temas de hace años y traerlos a la época y al estilo de cada artista.

Y comenzamos hace un par de meses la grabación del cuarto disco de Fran Perea, el cual presentamos en Serbia y fue totalmente increíble por el éxito de "Los Serrano" allí. Lo que más tiempo sin duda me quita durante el año es la dirección musical de las galas de Cadena Dial en las cuales me lo paso como un enano porque cada una es un reto. Comencé haciendo el Vive Dial del 2017 en el WiZink Center, hicimos los premios Dial este año y ya vamos camino del Vive Dial 2018.

Tu relación con sintetizadores Yamaha, ¿qué usas actualmente?

He estado mucho tiempo tocando Motif y utilizándolo en diferentes espacios tanto en estudio como en directo. Es sin duda un piano con mucha versatilidad no solo por la gran oferta de sonidos que dispone, sino también por la posibilidad de secuenciar, programar, grabar y enlazar de cara al directo. La posibilidad de poder mezclar en distintas salidas y controlar absolutamente todos los parámetros lo hace perfecto para directo y en mi caso perfecto para musicales. Actualmente con lo que más trabajo es con los reface, me aseguran una calidad de sonido muy alta con un transporte muy sencillo. La apertura de sonido que te da cada uno en su categoría es inmensa y con la posibilidad de conectarlo a la App lo hace perfecto para guardar todo tipo de presets de cara al directo.

¿Qué es lo que más aprecias de los Yamaha reface que tienes?

Una de las cosas que más aprecio de los reface es la calidad de la tecla. He probado otros sintes de ese tamaño y ninguno te da la calidad de tecla y comodidad que te ofrecen los reface, lo hacen cómodo y sencillo y te permite una digitación bastante compartida con la de la tecla normal.

Por otra parte la posibilidad de controlar tu sonido de forma totalmente analógica te da mucha apertura y personalidad y a la hora de tocar y poder crear tu propio sello.

Tu mejor anécdota en un escenario…

La primera que se me viene a la cabeza fue un día tocando en un bolo de Jazz. No sé qué pasó con el soporte que no debía estar bien sujeto y se me cayó el piano al suelo en medio de un solo… Por supuesto la vergüenza de que se te haya caído ya es bastante como para agachar la cabeza, así que seguí haciéndome el solo desde el suelo tumbado hasta que termine. Pasé vergüenza, pero no tanta (risas).

Síguenos en nuestras redes sociales: