Serie DBR Powered Loudspeakers

POTENCIA QUE SUENA MUY BIEN POWER TO PLAY

No importa donde te lleve tu música o donde tú la lleves a ella, los altavoces de la serie DBR siempre van a ser sinónimos de potencia, gran calidad de sonido, facilidad de transporte y ahorro de tiempo en instalación y configuración. Los altavoces autoamplificados de la serie DBR son, además de muy versátiles, muy portátiles, beneficiándose de las mismas tecnologías de vanguardia desarrolladas por Yamaha en procesamiento DSP, amplificadores y altavoces que ya fueron incorporadas a las líneas de productos profesionales de las series DSR y DXR. Y gracias a estas tecnologías de última generación, ofrecen un sonido de alta resolución a cualquier nivel de potencia. Con modelos de 10, 12 y 15 pulgadas, las cajas de todos los altavoces de la serie DBR son de nuevo diseño, muy resistentes y ligeras, y han sido optimizadas para utilizarse en aplicaciones de sonorización como altavoces principales del sistema, monitores de suelo o en instalaciones fijas. ¿Sonorizar tu banda en directo, pinchar como DJ en una fiesta o microfonear las intervenciones habladas de un evento? Enseguida descubrirás que los altavoces de la serie DBR van a llevarte a otro nivel.

DBR10 Altavoz autoamplificado de 2 vías, 10"

El DBR10 es el modelo más compacto de su serie y de su clase. Capaz de alcanzar una presión sonora (SPL) de 129 dB con su caja compacta, el DBR10 es un altavoz muy versátil que se puede utilizar en muchos tipos de aplicaciones.

DBR12 Altavoz autoamplificado de 2 vías, 12"

El DBR12 representa el equilibrio perfecto entre tamaño y prestaciones, con 1000 W de potencia y una resolución de sonido sobresaliente a cualquier nivel de salida. Perfecto para formar parte del equipo de sonorización principal, pero también como monitor de suelo o incluso como "side fill", el DBR12 es la elección ideal para una gran variedad de aplicaciones.

DBR15 Altavoz autoamplificado de 2 vías, 15"

El DBR15 ofrece el mejor ratio de presión sonora (SPL) de su clase, 132 db, y es el que alcanza las frecuencias más graves de todos los modelos. Las prestaciones del DBR15 son excepcionales tanto en equipos principales de sonorización de directo como en eventos de DJ que requieran graves consistentes y una buena potencia.

Los colores y acabados pueden ser diferentes a estos en los productos actuales.